10 Restaurantes para comerse Lisboa

con 6 comentarios

Lisboa es una ciudad tan increíble que no sólo te hechizará con su belleza sino también con su deliciosa cocina. Cosmopolita de los pies a la cabeza, esta ciudad te ofrece un sinfín de posibilidades para disfrutar de la gastronomía de cualquier parte del mundo ¿estás preparado?

© Essências de Portugal

En la capital lusa se come mucho y muy bien, pero en ella no sólo encontrarás a la protagonista de la película, la comida típica portuguesa, sino que podrás probar una de las hamburguesas más sabrosas del país, los tacos mexicanos más alucinantes del mundo o los mejores momos de Nepal ¿y sabes qué es lo mejor? el precio apto para todos los bolsillos, una de las ventajas que hacen de esta ciudad un lugar ideal para los amantes de la comida. Así que después de dos años viviendo en Lisboa y devorando todo lo que estaba en mi mano, estas son mis recomendaciones para que puedas comerte la capital de Portugal y después…  ¡chuparte los dedos!

 

 

1. Fauna e Flora 

Uno de los grandes descubrimientos de este año fue el Fauna & Flora, un local coqueto y encantador donde te sentirás como en casa. La verdad es que todo lo que pueda deciros de este sitio es poco (y no me pagan por ello, eh?) pero es que me quedé tan hechizada, que al día siguiente tuve que regresar. Tiene todo lo que a mí me gusta: decoración de estilo vintage, mucha madera y muchas plantas por todos lados, una presentación de la comida espectacular, un sabor inmejorable y están especializados en mi comida del día favorita ¡el desayuno

© Fauna & Flora (Facebook)

Recomendarte algo para comer aquí se me hace casi imposible pues cada vez que voy pruebo algo nuevo y todo me encanta, pero si quieres una orientación puedo decirte los platos que más, más me han gustado y que repito siempre. Entre las “panquecas” mi favorita es la BAGA (baga en portugués significa baya): un montoncito de tortitas bañadas en coulis de bayas, crema de leche y frutos del bosque, simplemente espectacular, podría pasarme el día comiendo estas tortitas. En cuanto a las “gramolas y smoothie bowls” aunque me gustan todos, siempre repito el SMOOTHIE BOWL DE BAGAS (creo que tengo obsesión por las bayas…): un enorme bowl de yogur de frutos rojos con granola casera, semillas de todo tipo, bayas y frutos del bosque ¡adoro esta combinación! Si hablamos de tostas te recomiendo dos: la TOSTA BOTÁNICA (“tosta da flora”), una base de aguacate cubierta con salteado de setas, parmiggiano, tomate Cherry, rúcula, rabanillos y semillas; y la TOSTA IBÉRICA (“tosta da fauna”) con jamón serrano crocante, compota de cebolla roja, queso Brie templado, huevos escalfados y mix de verdes. Todas estas cosas acompañadas de un rico y chispeante MATCHA LATTE, aishhhh…. ¿se puede ser más feliz?

© Fauna & Flora (Facebook)

Pero todo tiene un precio en esta vida y ser un local tan acogedor, con un personal que te atiende siempre con una sonrisa y unos deliciosos platos hace que siempre esté lleno hasta los topes, no importa la hora a la que vayas (bueno, puede que tú vayas y esté vacío, pero no es lo normal) así que si quieres ir en un día específico o con varias personas, te recomiendo que vayas con tiempo para pillar sitio o por lo menos coger turno apuntándote en su lista de espera. 

 

 Situación: Rua da Esperança, 33 (Lisboa)

 Precio: €€ (unos 25€ para dos personas)

 Tipo de comida: según su tarjeta de presentación “Honest Food & Cocktail Bar” 

  Facebook: www.facebook.com/faunafloralisboa

Si te gustan este tipo de locales o este tipo de comidas, tengo dos más para ti que te van a encantar. Por un lado, el Stanislav Café: antes era un restaurante ruso/ucraniano realmente increíble con una comida y un trato deliciosos. Hoy, lo han reconvertido en café ofreciendo desayunos, brunchs y lunchs, y aunque hecho de menos al antiguo esta nueva versión sigue manteniendo su esencia y su cultura rusa.  Además no han cambiado de local por lo que sigue siendo tan bonito como siempre  Está localizado en Rua São José 182 (muy cerquita del metro de Avenida).

El otro café se llama Wish y se encuentra dentro del LX Factory, una mini ciudad underground en el barrio de Alcântara. Este lugar ofrece el mismo estilo de desayunos, brunchs y comidas aunque puedes ir allí sólo para tomar algo. Está unido por una puerta a la tienda que lleva el mismo nombre y ambas tienen un aire muy guay. Mi recomendación especial: el Chai Latte, el camarero lo hace con tanto mimo y cariño que parece transmitírselo a la bebida, haciéndote sentir más feliz!!

 

 

2. A Cultura do Hambúrger 

Si de hamburguesas se trata este es uno de los mejores lugares de Lisboa para degustarlas, e incluso me atrevería a decir de todo Portugal. Sus hamburguesas artesanales tienen una calidad excepcional y sus recetas son de lo más original, pudiendo elegir por ejemplo una hamburguesa de pan rojo con jamón, queso y pimiento, o su propia versión vegetariana de remolacha, judía pinta y arroz. Además todas las hamburguesas van acompañadas de un cubito de patatas y su especial mayonesa casera.

© A Cultura do Hamburguer (Facebook)

Esta hamburguesería está localizada en pleno corazón de Bairro Alto y es una buena opción para ir con los amigos ya sea para comer o para cenar. Su menú ofrece hamburguesas con todo tipo de ingredientes y con un nombre muy particular, como Amalia (su cantante de fado más importante) o Eusébio (uno de sus jugadores más conocidos internacionalmente). 

Para acompañar tu hamburguesa, te recomiendo que pruebes una de sus limonadas artesanales, servidas en una gran jarra de cristal muy coqueta (la de frutos rojos es Resultado de imagen de emoticonos top flecha) o uno de sus originales cocktails, todos hechos siguiendo su propia receta.

© A Cultura do Hamburguer (Facebook)

El estilo de este local es otras de las cosas que hacen de esta hamburguesería un lugar tan especial: decorado con mesas realizadas a partir de puertas de madera o sillas de diferentes colores y estilos, su iluminación y su ambiente te hacen sentir en una nube y te dan ganas de quedarte allí más tiempo después de comer. Sin lugar a dudas ¡está en mi top 3 de hamburgueserías lisboetas!

 

 Situación: tiene 2 locales, ambos situados en Bairro Alto.

  • Rua das Salgadeiras, 38 (Lisboa)
  • Rua da Atalaia, 57-59 (Lisboa)

 Precio: €€ (todas las hamburguesas acompañadas de patatas cuestan menos de 10€)

 Tipo de comida: Hamburguesas artesanales

  Facebook: www.facebook.com/aculturadohamburguer

 

 

 

3. Sushisan 

Si lo que te gusta es el Sushi, en Lisboa tendrás muchísimas opciones: restaurantes caros y lujosos situados en lo más alto de un hotel, otros más baratos aptos para todos los bolsillos, algunos que se encuentran un poco perdidos pues no se sabe muy bien qué ofrecen ¿comida china o comida japonesa? pero de entre todos los que he probado, este es sin lugar a dudas mi favorito (además de estar especializado únicamente en sushi) y no sólo es mi opinión pues el local está siempre hasta arriba, sobre todo a la hora de cenar.  

© Sushisan (Facebook)

Puedes elegir los platos que vas a comer o puedes optar por el “Rodizio”, lo que nosotros conocemos como Buffet Libre pero que funciona de una manera un poco diferente: ellos te van trayendo platos repletos de sushi hasta que tu decidas que ya no quieres más. Si te gusta alguno en particular puedes pedir que vuelvan a traértelo en otro plato y si ves que estás llegando a tu límite puedes pedirle que el próximo plato sea algo más pequeño ¡todo adaptado a tus preferencias!

 

Siempre te preguntan al entrar qué tipo de comida o cena quieres hacer (normal o Buffet): si eliges la segunda pagarás un precio cerrado, más caro a la hora de cenar que a mediodía y podrás optar por tomar un poco de sopa antes de empezar, siempre incluida en el precio.

© Sushisan (Facebook)

Ubicado muy cerca de Parque das Nações, donde en 1998 tuvo lugar la Expo de Lisboa, es una zona moderna y llena de locales, lo que te permitirá tomar una copa después de cenar o un rico café portugués por la tarde. Llegar no te llevará mucho tiempo si coges el metro hasta Oriente así además aprovechas para ver la estación proyectada por Calatrava o para hacer unas compras en el C.C. Vasco da Gama. Te aseguro que el paseo habrá merecido la pena porque el sushi está realmente bueno y además, podrás ver cómo lo hacen delante de ti ¡todo un lujo!

 

 Situación: se trata de una franquicia que alberga varios locales por la ciudad aunque no son todos exactamente iguales (mi favorito es el Sushisan Expo situado en la zona de Parque das Nações, donde tuvo lugar la Expo 98).

  • Sushisan Lisboa: Rua Nova de São Mamede, 18
  • Sushisan ExpoPátio das Pirogas, 2 B
  • Sushisan Saldanha: Av. João Crisóstomo, 38 A
  • Sushisan AlmadaAv. Rainha D. Leonor, 10

 Precio: €€  (el Buffet libre cuesta 13,90€ a mediodía y 17,90€ por la noche)

 Tipo de comida: especializado en Sushi

 Web: www.sushisan.pt

Si te encanta el sushi tanto como a mí, existe otro lugar un poco alejado de Lisboa pero al que podrás acceder en tren: se llama Kimono y se encuentra en Algés. Este local puede parecer un poco cutre al entrar y en su menú puedes encontrar además de sushi, otro tipo de comida asiática; sin embargo, su manera de preparar el sushi es espectacular así que si tienes la oportunidad de ir, te lo recomiendo muchísimo ¡es un lugar de 10!

 

 

4. Cantina das Freiras 

Lisboa es una ciudad donde se come de maravilla tanto comida internacional como (y sobre todo) comida del país: desde los restaurantes más “chic” hasta las pequeñas tascas de barrio, no importa cuál sea el precio, la calidad está garantizada. Es más, me atrevería a decir que es en estas tascas de aspecto descuidado y un poco “vintage” donde mejor se come, y lo mejor de todo, a un precio impensable para cualquier otra capital europea.

Paseando por Lisboa encontrarás muchísimos sitios donde disfrutar de la gastronomía portuguesa y no siempre los más turísticos tienen que ser los mejores (de hecho en Lisboa casi siempre es lo contrario, al final del post te indico las zonas donde no comer). Son tantos los sitios buenos donde probar la comida típica portuguesa que me ha resultado difícil elegir sólo uno así que si este no os pilla bien, mi recomendación personal es que os dejéis llevar por la intuición (y no por las apariencias) y vayáis a cualquier tasca portuguesa que esté cerca de donde os encontréis, seguro que acertaréis!!

© Be eclectic 

Sobre el restaurante que os recomiendo, además de ser uno de los mejores de la ciudad en cuanto a calidad-precio tiene una historia muy curiosa: a pesar de que se le conoce como Cantina das Freiras (freiras significa “monjas” en portugués) su nombre real es Associação Católica Internacional ao Serviço da Juventude Femenina y hasta hace relativamente pocos años (bueno, unos 40 más o menos) a este lugar sólo podían acceder chicas que traían su comida a calentar ¿curioso, verdad?

 

Situado entre los barrios de Chiado y Cais do Sodré, ofrece unas vistas maravillosas del Tejo (el río Tajo en portugués) y de toda la parte opuesta a la ciudad pero encontrarlo no es tan, tan fácil pues ni cartel tiene a la entrada: tendrás que timbrar en el nº 1 de la Travessa do Ferragial y subir hasta el 2º piso donde unas monjitas te abrirán las puertas de su “restaurante”. Su menú es muy barato y tienen plato del día por lo que puede que no puedas escoger entre un arroz de marisco y un pulpo (te aviso porque si es eso lo que estás buscando es mejor que leas un poquito más abajo, en la cajita azul).

 

 Situación: Travessa do Ferragial 1 (Lisboa)

 Precio: € (el menú completo con el plato del día cuesta 6,50€ por persona)

Tipo de comida: comida típica portuguesa

 Web: www.juntanacionalacisjf.blogspot.com

Otro de los sitios donde degustar una deliciosa cocina portuguesa en pleno centro de la ciudad, de buena calidad y a buen precio es el restaurante O Portas: os recomiendo el “arroz de marisco” y el “arroz de tamboril“. Se encuentra en Rua dos Correeiros 64, en una de esas calles peatonales y empedradas tan típicas de la ciudad, muy cerca de Praça do Comercio. 

Si decides cruzar el río encontrarás un par de sitios maravillosos donde degustar una deliciosa cocina portuguesa: Atira-te ao Rio y Ponto Final. Ambos son una delicia y ofrecen un pescado exquisito y una cocina muy portuguesa (os recomiendo el “polvo à lagareiro” y los “carapauzinhos fritos“), pero lo que les hace sumar puntos son si duda las vistas que ofrecen de Lisboa, sobre todo al atardecer: probablemente uno de los mejores sitios donde observar cómo cae la noche en la ciudad. 

 

 

5. Marco 

A pesar de que la Francesinha tiene su origen en Porto si quieres disfrutar en Lisboa de este increíble (y mi favorito) plato de la gastronomía portuguesa, no puedes dejar de ir al Marco. Sus francesinhas están de muerte pudiendo elegir entre 4 tipos diferentes: Francesinha Red Dragon (picante🌶️), Francesinha Portuense (original de Porto), Francesinha Especial (la de la casa) y Francesinha Lady. 

© Marco Odivelas (Facebook)

Todas las francesinhas vienen acompañadas de su particular “molho Francesinha” (elaborado con cerveza) y  de un mar de patatas fritas. Además puedes elegir una francesinha más pequeña (Mini Francesinha): sí, es la de los niños, pero cuando veas la bomba que es una francesinha  de tamaño normal entenderás porque muchas veces me pido la pequeña.

Sin embargo, si por alguna extraña razón eres medio extraterrestre y no te gusta este plato tan portugués (si no te sienta muy bien o no puedes comerlo, estás perdonado) siempre puedes elegir entre otros platos de la gastronomía portuguesa: Bacalhau com natas, Salmão grelhado, Bife raspado com legumes o Miminhos de vitela no espeto, por ejemplo. 

@ Marco Odivelas (Facebook)

Las francesinhas están realmente buenas y aunque, para mi gusto, nunca van a saber igual que en Porto (quizás mi amor por esa ciudad también tenga  algo que ver en mi opinión), lo cierto es que están para chuparse los dedos. Además tienen un buen precio y el personal es siempre muy amable y dispuesto ¡visita obligada en Lisboa!

 

 Situación: tienen dos restaurantes en Lisboa, uno en el barrio de Santos y otro en Odivelas, siendo el primero el más céntrico.

  • Largo Santos 14D (Santos, Lisboa)
  • Rua Pulido Valente, Urb. Colinas do Cruzeiro, Loja 3 (Odivelas, Lisboa)

 Precio: €€ (la francesinha normal por 10,95€ y la mini por 7,40€)

Tipo de comida: especializado en Francesinhas

 Web: www.marco.pt

 

 

 

6. Popolo

Este restaurante de estilo vintage inspirado en los años 50, es una excelente opción para pasar un buen rato en Lisboa disfrutando de una deliciosa comida. Su menú ofrece dos conceptos diferentes pero que casan a la perfección en este restaurante de ambiente distendido y alma italiana: las pizzas y las hamburguesas. De hecho, de esta fusión nace lo que han nombrado como “pizzeta burguesa” : una hamburguesa envuelta en masa de pizza junto con otros ingredientes ¡simplemente sensacional!

© Popolo (Facebook)

Tanto las hamburguesas como las pizzas son de buen tamaño y las primeras vienen siempre acompañadas de su cestito de patatas y sus salsas. Mis recomendaciones personales: la chispeante Hamburguesa Nothing Personnal (150gr de carne de ternera nacional, queso de cabra, compota de frambuesa y piñones) y la Hamburguesa It´s only business (200gr de carne de ternera nacional rellena de queso cheddar y bacon, y acompañada con lechuga, tomate y “hash browns”). 

Además puedes comer de menú o elegir los platos que quieras. Por ejemplo, los menús van de los 17,50€ a los 25€ (dependiendo del tipo de plato) e incluyen un entrante, un plato principal (hamburguesa, pizza, ensalada o pasta), el postre y la bebida. Pero si un menú es demasiado para ti o no te gustan las opciones que dan, siempre puedes elegir los platos por separado: las pizzas están en torno a los 12€ y las hamburguesas sobre los 9€. 

© Popolo  (Facebook)

Además de hamburguesas y pizzas, ofrecen abundantes platos de pasta, diferentes tipos de ensaladas y entrantes italianos. Y para aquellos que no quieran comer carne también cuentan con una hamburguesa totalmente vegetariana hecha de champiñones y legumbres, o con un calzone también de verduras. Un lugar perfecto para todos los gustos y bolsillos pero sobre todo para pasar un rato súper agradable ¡recomendable 100%!

 

 Situación: Avenida 24 de Julho 50 (Lisboa)

 Precio: €€  (menú desde 17,50€)

Tipo de comida: Pizzas & Hamburguesas

 Web: www.popolo.pt

Si quieres darte un lujo un poco más caro pero también más elegante y más a la italiana, debes visitar Il Covo , un restaurante 100% italiano donde cada sabor te transporta directamente a la “Bella Italia”. Imprescindible probar su “tiramisú” pues no sólo tiene un sabor fantástico sino que lo preparan delante de ti ¡directamente de la mesa al plato! Este restaurante, uno de los más escondidos de la ciudad, se encuentra en Rua do Cura 3A (coge el tren o el tranvía hasta la parada de Santos, desde allí son pocos metros hasta la puerta).

 

Otra opción interesante es Dama e Vagabundo, una pizzería italiana situada en pleno corazón de Lisboa. No es el mejor restaurante italiano del mundo y si eres italiano o has vivido allí te sucederá como a mí, que nada parece alcanzar el nivel de las pizzerías en Italia (sobre todo las del sur del país) sin embargo, si no nos ponemos exigentes, este restaurante es una buena opción para comer una pizza o un buen plato de pasta: te recomiendo la Pizza Vagabundo o la Pizza Rossio, con unos ingredientes sensacionales. Además el local es muy coqueto, todo en blanco mármol con manteles de cuadritos rojos muy “a la italiana”. Se encuentra situado en Rua da Betesga 1 (el metro más cercano es el de Rossio). 

 

 

7. Cantina Los Bicos 

Uno de mis últimos y más preciados descubrimientos fue este restaurante mexicano, chispeante y mágico, que me ha dejado muy buenos recuerdos no sólo por la comida sino por la compañía en todas las ocasiones que lo he disfrutado. Adoro la comida mexicana pero muchas veces resulta cara y poco abundante (por lo menos en Lisboa), sin embargo este lugar lo tiene todo: comida deliciosa en gran cantidad y a un precio más que aceptable (eso sí, recuerda llevar efectivo porque no aceptan tarjetas). 

© Nos volveremos a ver

Una vez dentro, prepárate para vivir una de las mejores experiencias culinarias de la ciudad. Con un menú muy variado, podrás elegir entre varios tipos de burritos, quesadillas, tacos o fajitas así como otros platos de la gastronomía mexicana. Mi recomendación personal: unos “nachos con carne” de entrante para ir abriendo el apetito, de segundo unos “tacos de cerdo al pastor“🌶️ (son picantes así que si no puedes comerlos, elige los “tacos de pollo“, están igual de deliciosos) y unas “quesadillas aztecas“, todo ello acompañado de una inmejorable “margarita de maracuyá“.

 

El local está situado justo al lado de la conocida como Casa dos Bicos (edifico que alberga la Fundación José Saramago) y justo encima del restaurante Solar dos Bicos, lo que puede crear confusión al intentar encontrarlo: no te asustes, sólo mira hacia arriba y lo encontrarás. Para acceder a él tendrás que entrar en el restaurante de la planta baja y subir las escaleras, el personal es muy amable y te guiará sin problemas. 

 

 Situación: Rua dos Bacalhoeiros 8a 8b (Lisboa)

 Precio: €€ (tacos por 8€ y burritos por 12€)

Tipo de comida: Mexicana

  Facebook: www.facebook.com/cantinalosbicos

 

 

 

8. Os Tibetanos 

Este remanso de paz presume de ser el primer vegetariano abierto en Lisboa, y no es para menos pues lleva abierto en la ciudad más de 35 años. Todo lo que envuelve a este restaurante refleja cuidadosamente la cultura tibetana: la decoración basada en los Templos Tibetanos, el ambiente relajado que se respira en el lugar pero sobre todo la comida, fusionando en algunos casos los platos vegetarianos típicos del Tíbet con diferentes cocinas internacionales. Un viaje gastronómico que no puedes dejar de probar…

 © Os Tibetanos (Facebook)

En su carta podrás encontrar algunas de sus especialidades como los “Momos Tradicionais Tibetanos” , unos pasteles salados típicos del Tibet que están rellenos de seitán y legumbres. En cuanto a mis favoritos, os recomiendo el “Bife de Tofu con queijo de cabra” (un filete de tofu con queso de cabra “fondue” y salsa pesto) o el “Caril de manga con tofu” (Curry de mango con tofu acompañado de diferentes verduras y arroz) cualquiera es una buena elección. No olvides acompañarlos de uno de sus zumos de frutas naturales (el de mango está espectacular).

Si eres goloso también estás de suerte pues los postres de este restaurante están de rechupete. Puedes elegir por ejemplo la deliciosa “Tarta de Papaya y Requeijão“, el “Gelado de pétalas de rosa con iogurte” o la “Tarde Dolma con chocolate e castanha” , se te hará la boca agua sólo de pensarlo. 

© Os Tibetanos (Facebook)

Además del restaurante, en la entrada encontrarás una tienda donde poder comprar varios productos relacionados con el Tibet y con el Budismo, mientras que en la planta superior se encuentra el Templo y Escuela Budista que incluye un centro de Yoga y Meditación ¿se puede ser más perfecto?

 

 Situación: Rua do Salitre 117 (Lisboa)
 Precio: €€  (puedes comer un plato abundante por 11€)
 Tipo de comida: Tibetano vegetariano
 Web: www.tibetanos.com

Uno de los restaurantes vegetarianos que solíamos frecuentar en Lisboa es el Oasis, un restaurante pequeño y de ambiente informal, pero con una comida realmente deliciosa y a un precio inigualable, además de un personal adorable que siempre nos recibía con una amplia sonrisa. Si quieres comer bien y barato pero sobre todo un menú 100% vegetariano, este es tu lugar. Está situado en Rua Marquês Sá da Bandeira 76, muy cerquita de São Sebastião y Saldanha.

 

 

9. Sanskar Nepal 

Si como a mí te encanta la comida nepalí, el Sanskar Nepal se convertirá en tu restaurante favorito de Lisboa. Muy conocido en la capital tanto por los locales como por los turistas, este restaurante ofrece una amplia variedad de platos de la gastronomía nepalí. Podría decirse que es un rincón de Nepal en Portugal, pues las personas de esa parte del mundo aprecian mucho los platos que se sirven en este restaurante afirmando sentirse como en casa al degustarlos. 

© Happy Cow

No te asustes al entrar, el local es pequeño y seguramente tengas que comer pegado a la mesa de al lado, pero la sonrisa y amabilidad de los camareros y el brillante color naranja de las paredes, harán que te sientas muy feliz en este restaurante, imagínate cuando pruebes su comida… 

Mi recomendación y el plato que busco en cada nepalí de la ciudad incluido en este, es el “Chicken Mango“: trocitos de pechuga de pollo con salsa de mango y frutos secos, acompañado siempre de arroz basmati ¡para chuparse los dedos! Para beber,  es ideal un Lashi (un batido de yogur típico de la India) sobre todo si eliges probar algún plato picante, pues suaviza y rebaja la intensidad de estas especias a las que los europeos no estamos acostumbrados (y por acostumbrados me refiero a que no están normalmente en nuestra dieta diaria). 

© Rocksee (flickr)

Pero además de ser un restaurante donde se come delicioso a un buen precio, tiene otra particularidad que lo hace muy atractivo: es Vegan friendly, es decir, que tiene una amplia gama de platos veganos para que todo el mundo pueda disfrutar de su comida. Todo esto, unido a la dulzura y simpatía con la que te trata el personal, hacen del Sanskar Nepal un lugar ideal para pasar un buen rato degustando la gastronomía nepalí.

 Situación: localizado en el barrio de Bica, en Rua das Chagas 25 (Lisboa)

 Precio: €-€€ (una Samosa cuesta menos de 2€ y el Chicken Manga unos 10€)

 Tipo de comida: Nepalí

  Facebook: www.facebook.com/Sanskar-Cozinha-Nepalesa-e-Indiana

Si te gusta la comida nepalí, en Lisboa podrás encontrar muchísimos restaurantes que la ofrecen. Uno de mis favoritos, sobre todo porque lo tenía al lado de casa, es el Nepal Curry House: un local pequeñito pero con mucho encanto y sobre todo, con una comida deliciosa realizada con mucho mimo por el cocinero. Está situado en Rua Carlos Mardel 67, justo al lado de Jardim da Alameda.

Cambiando de país, tenemos otro restaurante muy interesante: el Marrakesh, donde la comida indiana y marroquí se unen sin mezclarse. Prueba de ello son sus dos cartas de platos típicos, uno de India y otro de Marruecos, para que puedas quedarte con lo mejor de cada lugar sin moverte del sitio. Está situado en la Avenida Conde Valbom 53, muy cerca del Parque Gubelkian (metro São Sebastião Saldanha).

 

 

10. Chinês clandestino 

El Chino Clandestino (como lo conocemos los españoles) no es un restaurante al uso, por no ser no es ni un restaurante pues el local se sitúa dentro de un piso normal de Lisboa y además no hay sólo uno, sino varios. Están “clandestinamente” ocultos por la ciudad aunque todos saben de su paradero muy cerca de Martim Moniz. Estos “restaurantes” no son nada elegantes sino todo lo contrario y puede que se salten alguna que otra regla sanitaria pero su comida china es realmente buena (aunque si eres un poco escrupuloso mejor que te abstengas).

© Instagram (Foodpeix)

Estos lugares se conocen sólo por el boca a boca, no los encontrarás en las redes sociales ni disponen de una web propia. Encontrarlos a veces es difícil si no los conoces pero preguntando por la zona cualquier persona podrá indicarte el camino. Nosotros fuimos sólo a uno de ellos, en el Beco Barbadela: cuando lo encuentres tienes que tener en cuenta que ningún cartel te indicará que has llegado, quizás unos caracteres chinos en algún interfono te abran las puertas a este lugar tan “especial”. No te asustes, sube hasta el segundo piso y encuentra la puerta con un pedacito de papel en el que hay escrito algo en chino: ese es tu lugar. Las sensaciones que experimentarás al probar esa comida te harán viajar miles de kilómetros hasta la antigua china porque su movida es realmente increíble. 

 

 Situación: localizado en el Beco Barbadela (Lisboa)

 Precio: €  (todos los platos suelen estar entre los 3€ y 5€)

 Tipo de comida: China

 

 

 

Bonus: Mercado da Ribeira

Si lo que quieres es disfrutar de varios tipos de restaurantes en un mismo local, este es tu sitio: en el Mercado da Ribeira cada uno puede elegir lo que quiere comer y luego reunirse en el centro todos juntos ¿acaso no es una idea fantástica? Alrededor de 30 puestos de comida se concentran en este espacio cubierto que ofrece unos 500 puestos para sentarse y compartir lo mejor de cada restaurante (algunos de ellos son filiales de restaurantes muy importantes de Lisboa).

© Time Out Market Lisboa (Facebook)

Este concepto, moderno y abierto permite a cada comensal elegir lo que quiere comer y luego sentarse junto a sus amigos, familia o pareja: por ejemplo, puede que a ti te apetezca comerte una hamburguesa pero a tu pareja ese día le apetezca comer sushi ¡pues no hay problema! Cada uno elige un plato, lo paga y espera en su sitio a que lo llamen (normalmente te dan un aparato que vibra o se ilumina para que sepas cuando tienes que ir a por tu pedido). Eso sí, dependiendo de la hora a la que vayas es probable que esté hasta arriba de gente así que si llegas y encuentras un sitio, mejor que alguien se quede guardándolo mientras piden los demás… 

 

  

 

No quería terminar este post sin antes dejaros un par de consejillos que os serán muy útiles cuando vayáis no sólo a Lisboa sino a cualquier sitio del país vecino. Varios o quizás todos ya los sepáis, pero puede que se os escape alguno que os pueda servir de ayuda en vuestra visita…

 

UN PAR DE CONSEJOS PARA COMER EN LISBOA

En Lisboa, y en Portugal en general, es costumbre que te pongan un platito de aperitivos como mantequilla, quesos, aceitunas o paté de sardinas acompañados de un cesto de pan que si te lo comes, te lo cobrarán. No es que sean caros, pero es bueno saber que por muy amables que sean los portugueses, no te están regalando esos aperitivos. Si no los quieres, bastará con dejarlos a un lado sin tocarlos, el camarero se los llevará sin problema ninguno.

Es importante saber que el horario de comidas en Lisboa es un poco diferente al español: en Portugal se come mucho más pronto que en España, sobre las 12:30 del mediodía e incluso antes ya se puede comer y por la noche, a partir de las 19h hasta las 22h. Aunque Lisboa es una ciudad cosmopolita y es posible comer o cenar más tarde de lo normal en muchos restaurantes y locales.

Lisboa cuenta con una amplia variedad de cocina que va desde las raíces de la gastronomía portuguesa hasta la más variada cocina internacional. Por eso es una ciudad perfecta para todos los gustos pudiendo comer desde un buen “bacalhau” portugués, hasta una hamburguesa artesanal o un delicioso plato nepalí ¡todos estarán contentos!

Lisboa es también una ciudad para todos los bolsillos, pudiendo encontrar comida de gran calidad a un precio económico en comparación con el resto de Europa. Si lo que buscas es comer bien a un buen precio, no te dejes llevar por los típicos restaurantes turísticos del centro de la ciudad y adéntrate en sus entrañas para descubrir lo mejor al mejor precio (en Lisboa puedes comer un menú con un plato principal, bebida, postre y café por 10€ ¡intenta encontrar ese precio en Londres o París con la misma calidad!). 

No siempre lo más turístico es lo mejor y sed eso, esta ciudad sabe un poco. Si persigues la calidad antes que la comodidad o el turisteo, te recomiendo que no visites ciertas zonas para comer: por ejemplo, la Rua Augusta plagada de restaurantes turísticos y camareros que a pie de calle intentan llevarte a su terreno, muy simpáticos todos pero la comida deja mucho que desear (y aun precio demasiado elevado) con lo bien que se come en Lisboa. Evita también algunas de las plazas principales como la Praça do Comerçio o la Praça do Rossio, donde se paga más por el lugar que por los que comes. Los restaurantes cercanos a la Torre de Belém y al Mosterio dos Jerónimos también suelen ser poco aconsejables aunque siempre puedes encontrar algo mejor si callejeas. Pero sobre todo, como en cualquier otra ciudad, elige aquellos sitios donde sólo veas gente local.

 

Y hasta aquí mi top 10 personal sobre los sitios donde comer en la bonita Lisboa: todos los lugares que aquí he descrito son restaurantes en los que he estado y que personalmente me encantan, no os he dado ninguna opinión de un sitio que no haya probado y no me pagan por promocionarlos así que espero que en tu próxima visita a la capital de Portugal pruebes al menos alguno de ellos y después me cuentes cómo ha ido la experiencia…

Bom proveito!!!

 

10 Restaurantes para comerse Lisboa
5 (100%) 2 votes

 

6 Comentarios

  1. Angel Uria
    | Responder

    Fauna y Flora, espectacular desayuno, el trato exquisito, la calidad del producto excepcional, al igual que la presentación de los mismos y todo ello en un ambiente muy agradable, volveré, seguro, gracias por la recomendación de este sitio

    • Ariadna
      | Responder

      Gracias a ti por el comentario Ángel!!! ♥️ Desde luego Fauna & Flora es un lugar fantástico, me alegra que te gustase!!

  2. Miguel Angel
    | Responder

    Guauu!! que pasada de restaurantes. Sin duda Lisboa es una ciudad para comérsela. Me encanto el post, muy buen contenido, brutales imágenes y muy buena información de los sitios. Gracias por poner el precio estimado de sus productos así ya vamos con una idea de lo que va a costar. Chao.

    • Ariadna
      | Responder

      Muchas gracias por tus palabras y por tu apoyo!! Todavía nos quedan muchos sitios de Lisboa por descubrir juntos!!! ♥️

  3. Sira
    | Responder

    Ay el fauna y flora, hemos estado el otro día y nos gustó mucho.Gracias Ariadna por recomendarmelo

    • Ariadna
      | Responder

      Gracias por tu comentario Sira ♥️ Me alegro mucho de que te haya gustado!!!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.