con No hay comentarios

VIGO  ·  GALICIA

RUTAS URBANAS:  VIGO HISTÓRICO

El casco antiguo de Vigo es como un pueblecito dentro de una gran ciudad, un corazón que late siempre mirando hacia el mar y que es muy fácil de recorrer con esta ruta que dura menos de 1 hora. 

 

Inicio – Fin:  Praza da Princesa

Tiempo estimado:  40 – 60 min

 

Comenzamos nuestra ruta en la Praza da Princesa, una de las plazas más importantes en la historia de la ciudad pues aquí se celebraba antiguamente el mercado local del pescado y la parte trasera del Ayuntamiento tenía una entrada por ella.

 

Seguimos caminando hacia adelante, rumbo a la Praza da Constitución: una de las plazas más antiguas y emblemáticas de Vigo. Aquí se encontraba tiempo atrás el Ayuntamiento (hoy sede de la Casa Galega da Cultura) y bajo los soportales del siglo XIX, los artesanos se amontonaban para vender  sus productos ¿Te has fijado en la farola que está justo en el centro de la plaza? Fue la primera farola de luz eléctrica de toda la ciudad.

 

Bajamos por el lateral izquierdo de la plaza para adentrarnos en la Rúa dos Cesteiros, donde los artesanos «cesteiros» proveían a los marineros de toda clase de cestos para la mar. Hoy, aún se pueden ver comercios artesanos en esta calle que te lleva directamente a la Praza de Almeida, en honor al teniente luso Almeida que ayudó a reconquistar la ciudad a los vigueses.  En ella encontrarás uno de los edificios más bonitos de Vigo: la Torre Pazos Figueroa un precioso plácete del siglo XVI que, junto a la conocida como Casa de Ceta (un torreón gótico del siglo XV) conforman un conjunto arquitectónico sede en la actualidad del Instituto Camões.

 

Desde aquí podemos girar a la izquierda y bajar por la Rúa Real, una calle llena de historia y edificios notables que une la Praza da Igrexa con la Praza do Berbés, nuestro próximo destino. ¿Sabías que hubo un tiempo en el que el mar llegaba hasta sus soportales? Aquí se vendía el pescado al aire libre en el siglo XIX. Si quieres, puedes acercarte al Monumento ao pescador que hay al fondo de la plaza.

 

Regresamos por la Rúa Real, esta vez en ascenso para llegar hasta la Praza da Igrexa donde nos encontraremos con la Concatedral de Santa María de Vigo, más conocida por todos como La Colegiata. Un impresionante templo neoclásico del siglo XIX con dos imponentes torres barrocas que custodian un olivo en su puerta, símbolo de Vigo y origen del sobrenombre que la acompaña: «ciudad olívica». Detalle: si te fijas en el lateral derecho de La Colegiata (siempre mirando de frente a la misma), encontrarás un precioso reloj de sol en la pared, casi enfrente de la Rúa Triunfo.

 

Pocos metros más adelante encontrarás el Mercado da Pedra, donde podrás probar las famosas ostras frescas de la Ría. Nos damos la vuelta para dirigirnos ahora a un precioso edificio clasicista de 1889 que hoy en día es sede de la Biblioteca Pública de Vigo Juan Compañel. Desde aquí, pasamos por el pequeño túnel que nos llevará de nuevo hasta la Praza da Princesa, el punto final de nuestra ruta por el casco antiguo de Vigo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.